La gente siempre buscan dietas milagrosas que le haga adelgazar una cantidad de peso considerable en el mínimo número de días.

Con este tipo de dietas hay que tener mucho cuidado, ya que si no se llevan a cabo de una forma correcta, pueden generar daños en la salud de la persona.

En esta web, puedes encontrar ejemplos de este tipo de dietas, como es la dieta de la piña, y en este caso traemos una más, la dieta de la alcachofa.

Dieta de la alcachofa

¿Cómo es la dieta de la alcachofa?

Tal y como te puedes imaginar por su nombre, la dieta de la alcachofa tiene como alimento principal en todas las comidas la alcachofa.

¿Por qué? pues esto es debido a que la alcachofa es un alimento suficientemente fuerte como para conseguir hacer perder a una persona una buena cantidad de peso en cuestión de unos días.

Este alimento está compuesto en su mayoría por agua, lo que conlleva que su consumo no genere un aumento de peso desequilibrado.

Además de esto, la alcachofa es utilizada como diurético natural, ya que libera todas las toxinas del cuerpo.

Otro aspecto importante a tener en cuenta, es que este producto ayuda a mantener un corazón fuerte, despejando la grasa acumulada de las arterias.

¿Para qué sirve la dieta de la alcachofa?

Plato de alcachofa

Esta dieta es ideal para las personas que quieran bajar de peso de una forma rápida, ya sea porque en los próximos días sea la primera vez que vas a pisar la playa o porque tengas que lucir cierta ropa para algún evento en especial.

Con esta dieta, podrás conseguir que en unas semanas consigas tu peso ideal, evitando ingerir complementos alimenticios que quizás no sean tan buenos para tu cuerpo.

Pero como todo en la vida, siempre tiene que haber un lado negativo.

La dieta de la alcachofa puede ayudarte a perder una cantidad considerable de peso en cuestión de días, pero también puede hacerte ganar esa misma cantidad en otros pocos días.

¿A qué es debido esto? Eso se debe a que esta dieta es considerada una dieta de efecto rebote, ya que al acabarla, podremos recuperar el peso perdido en esos días.

La solución a esto, es que tras finalizarla, mantengamos un estilo de vida saludable y activo.

Cómo perder 4 kilos en 3 días

Perder peso con la dieta de la alcachofa

Para esto, podemos seguir una dieta, con la que podemos conseguir perder hasta 4 kilos en apenas 3 días.

Si quieres conseguir perder estos kilos, mira la siguiente dieta que te dejo y llévala a cabo.

Eso sí, deberás llevar la dieta a rajatabla y no se deberá modificar ninguno de los alimentos.

Si acabas metiendo algún alimento de más o de menos, no conseguirás los resultados deseados.

Ejemplo de dieta de la alcachofa

Día 1

  • Desayuno: Cualquier fruta, menos plátano.
  • Medio día: Yogur natural desnatado y zumo de piña natural.
  • Almuerzo: Plato de alcachofas asadas con arroz.
  • Merienda: Fruta.
  • Cena: Alcachofas asadas y queso bajo en grasa.

Día 2

  • Desayuno: Macedonia de fruta, sin plátano.
  • Medio día: Yogur natural desnatado y zumo de piña natural.
  • Almuerzo: Ensalada de verduras frescas con alcachofa.
  • Merienda: Fruta.
  • Cena: Pescado a la plancha con alcachofas asadas.

Día 3

  • Desayuno: Dos piezas de fruta, menos plátano.
  • Medio día: Yogur natural desnatado y zumo de piña o naranja.
  • Almuerzo: Pechuga de pollo a la plancha y alcachofas asadas.
  • Merienda: Fruta.
  • Cena: Ensalada fresca de alcachofa, algas y acelgas.

¿Cómo comer en la dieta de la alcachofa?

Como has podido ver, se debe comer todos los días en cinco partes, para saciar poco a poco el estomago, y que la sensación de hambre no sea muy alta.

En el desayuno, deberemos meter siempre fruta fresca, pero se deberán evitar las frutas con altos contenido en azúcar, de ahí a que debamos evitar comer plátano.

Se deberá meter también a media mañana zumo de fruta natural, preferentemente zumo de piña, ya que este se complemente muy bien para la bajada de peso.

Y por último, la alcachofa siempre deberá estar presente dentro de la comida y la cena, sin dejarla pasar en ninguna de estas comidas.

Ahora solo falta que la pongas en práctica, pero siempre con cuidado, ya que es una dieta temporal, y no debe ser algo continuo y duradero.

Se recomienda tener descansos prolongados entre dieta y dieta, pero siempre manteniendo una dieta equilibrada y saludable para no volver a obtener los kilos que perdimos durante la dieta de la alcachofa.