Tarta de queso fit de café y chocolate

Tarta de queso fitness de café y chocolate

Hoy os traigo un postre fitness que os va a encantar…

Se trata de una tarta de queso fría al estilo tiramisú, baja en calorías y sin azúcares añadidos.

Es una receta muy fácil y rápida de preparar ya que no se necesita horno, y ni qué decir tiene que es una alternativa perfecta para cuando se nos apetece un dulce, sin dejar de lado nuestra dieta.

Ingredientes

· PARA EL RELLENO Y COBERTURA:

  • 250 gr. de queso fresco 0% (tipo Burgos)
  • 200 ml. de leche de coco baja en grasa o light
  • 1 cucharada de café soluble (tipo Nescafé)
  • 3 láminas de gelatina neutra
  • 75 ml. aprox. de leche desnatada
  • Edulcorante líquido al gusto
  • ¼ de tableta de chocolate puro sin azúcar para rallar

· PARA LA BASE:

  • 80 gr. de harina de avena
  • 6 gr. de cacao puro en polvo sin azúcares
  • 100 gr. de queso fresco batido 0%
  • Edulcorante líquido al gusto

Preparación de la tarta

  1. Mezclamos en un bol todos los ingredientes para la base hasta que quede una masa homogénea.
  2. En un molde redondo para postres, ponemos la masa y la extendemos por toda la base del molde. Dejar reposar 5 min.
  3. Por otro lado, empezamos a preparar el relleno disolviendo el café soluble en 3 cucharadas de leche caliente (1 min. al microondas).
  4. En un recipiente ponemos el queso fresco troceado, la leche de coco y el café que hemos disuelto. Lo trituramos bien hasta que quede una crema lisa y sin grumos. Edulcoramos al gusto y reservamos.
  5. Sumergimos en agua fría las láminas de gelatina durante 8 min. para que se hidraten.
  6. Calentamos las 2 cucharadas de leche que nos quedan y disolvemos en ellas las láminas de gelatina previamente escurridas.
  7. Incorporamos la gelatina disuelta a la mezcla que habíamos triturado (punto 4) y removemos bien.
  8. Vertemos la mezcla (punto 7) en el molde donde tenemos la base de nuestra tarta y lo metemos en la nevera para que cuaje, aprox. 4 horas.
  9. Una vez que el relleno ha cuajado, rallamos y espolvoreamos por encima un poco de chocolate puro de tableta.

Por último, lo desmoldamos y ya estaría listo para servir y disfrutarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *